El kendama

Estas navidades un juguete que ha entrado en casa es un Kendama. Inicialmente no le he hecho mucho caso, hasta que conseguimos abrirlo y empezar a jugar con él con total desconocimiento del juguete en sí. En un principio nos dimos algún que otro coscorrón en la cabeza y algún mueble peligró, pero nada grave por suerte. No fue hasta la tarde, después de varios muchos intentos fallidos y no ver una evolución clara (uno que es un poco tozudo) que me decidí a buscar algunos vídeos para tratar de sacarle el jugo al juguete y allí fue cuando me pasé un rato de la tarde de reyes mirando, primero, vídeos como el siguiente:

Después de tener una guía clara de como se debe hacer, no tardé muchos minutos en empezar a hacer los primeros trucos con el kendama. Animado, ya me salían los básicos 1 vez de cada 5 (aproximadamente) miré más vídeos y entonces ví a auténticos maestros del kendama, como muestra, un botón; el campeón mundial del 2018, espectacular:

Lo que me fijo en que este juego es un entrenamiento completo del cuerpo.

  • Coordinación ojo – mano.
  • Fijáos que la mayoría de movimientos se hacen con todo el cuerpo, doblando rodillas para amortiguar y para empujar, con lo que se mueve todo el cuerpo.
  • Control del impulso para llevar la bola hasta la altura deseada.
  • Concentración.

Con lo que, a jugar se ha dicho!!

¿Cómo lo véis?

Xavi Vila